Encontró esta animalito vagando en las calles. Al veterinario cortarle el pelo, no creía lo que veía

Advertencia: este artículo contiene imágenes que podrían perturbar a algunos lectores.

El pequeño Lhasa Apso vagaba por las calles de Leeds, Inglaterra, en un estado lamentable. La pobre criatura se encontraba en tan malas condiciones que era difícil determinar que era un perro.

Era evidente que el indefenso y abandonado perro estaba aquejado por dolores intensos. Su pelaje estaba tan enredado que una de sus patas se le había quedado atrapada cerca de una de las orejas.

Además, ya se le habían empezado a caer varios trozos de piel, sobre todo alrededor de los ojos.

Posted by SWNS on miércoles, 14 de junio de 2017

 

El equipo del refugio que lo encontró le puso un nombre muy apropiado: Soldier (soldado). Heidi Jenner, la inspectora jefe de la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los animales (RSPCA, por sus siglas en inglés) declaró que, sin lugar a dudas, este era el peor caso de pelo enredado que había visto jamás. Al principio, cuando ves las fotos del pequeño Soldier ni siquiera puedes asegurar que se trata de un perro, mucho menos a qué raza pertenece”.

Soldier estaba sufriendo demasiado, tuvo que ser anestesiado antes de que el equipo de veterinarios le afeitara el pelaje. Después lo tuvieron tres días bajo una minuciosa observación.

Posted by SWNS on miércoles, 14 de junio de 2017

 

“Su estado tan lamentable nos indica que este perro no recibió cuidados de ningún tipo durante meses”, agregó Heidi.

Posted by SWNS on miércoles, 14 de junio de 2017

 

Después de retirarle todo el pelo, por fin, Soldier encontró una familia adoptiva.

Posted by SWNS on miércoles, 14 de junio de 2017

 

LEER  Este chico se reencontró con su primer amor muchos años después. Pero cuando conoció a sus hijas, se dio cuenta de algo terrible

Es difícil creer que un dueño haya sido tan negligente con este perro y que, sin tocarse el corazón, lo haya abandonado a su suerte durante tanto tiempo. Al final, fue su propio pelaje el que le causó tanto dolor a Soldier. Estos actos tan inhumanos deberían ser severamente castigados. Dejar a una pequeña y desvalida mascota, que no cuenta con los instintos necesarios para sobrevivir sola en la calle, es un juego muy sucio. Los cuidadores de Soldier no estaban seguros de que se recuperaría, pero cuando empezó a comer de nuevo, recobraron las esperanzas de que sacara al guerrero que llevaba dentro. ¡Ojalá que sigas siendo tan valiente, pequeño Soldier!

Créditos: DailyMail

Compártelo: