Envuelve una botella con cinta americana. Si le pones una segunda capa, nunca más tendrás sed fuera de casa

Si sucede lo peor y necesitas desesperadamente pegar o reparar algo, no hay nada mejor que la cinta americana. Seguramente, esta resistente cinta ya te ha echado una mano antes en alguna reparación. No en vano dice la gente: “La cinta americana mantiene al mundo unido”. Aquí encontrarás un par de trucos que te muestran lo versátil y útil que esta increíble cinta puede ser.

Como quita pelusas

Youtube/HouseholdHacker

Es muy molesto tener pelusas en tu chaqueta favorita, ya estés de camino a una cita formal o te estés preparando para irte de fiesta. Si no tienes un cepillo quita pelusas a la mano en tales situaciones, querrás conocer este sorprendente truco. Podrás hacer un cepillo antipelusas tú mismo con cinta americana. Simplemente toma un cilindro, un tubo o, mejor aún, un rodillo para pintar que esté limpio. Ahora enróllalo con la cinta americana, con la parte adhesiva por fuera. Ya puedes pasar tu rodillo quita pelusas sobre tu ropa. Ni pelusas ni migas ni cabellos podrán resistirse. Para usarlo de nuevo, solo tienes que poner otra capa de cinta americana alrededor.

Bases para muebles

Youtube/HouseholdHacker

Si tienes pisos de madera en casa, la siguiente situación te será muy familiar: cuando no pones mucha atención o empujas por accidente un mueble y lo arrastras por el piso, dejas unos rayones grandes y horribles en la madera. Los protectores de fieltro o las bases para los muebles pueden ser de gran ayuda en estos casos. Pero si lo que quieres es mover solamente un mueble y no tienes protectores de fieltro ni bases para muebles a la mano, la cinta americana puede ser un excelente sustituto. Corta una esquinita, dóblala dos veces si es necesario y pégala debajo de la pata de madera.

LEER  Los inspectores intentaron atacar a su abuela. Pero este diminuto bebé salta al rescate.

Como señal en tu maleta

Youtube/HouseholdHacker

Cuando viajas el ajetreo puede subir de intensidad, y resulta fácil perderle la huella a tus pertenencias. Sobre todo, cuando vas a tomar un tren o quieres salir del aeropuerto, puedes acabar con la maleta equivocada por error. Es común encontrar muchas maletas tremendamente similares en la cinta transportadora. Pero este problema tiene una solución muy simple: haz una “X” con cinta americana del color de tu preferencia sobre tu equipaje. Se fija muy bien y, sin embargo, puede quitarse con facilidad.

Como taza para beber, plegable y portátil

Youtube/HouseholdHacker

Exacto; puedes hacerte tu propia taza reusable y portátil con cinta americana. Para ello, en primer lugar envuelve una botella con cinta con el lado adhesivo hacia fuera (esto es importante, de otra manera no lograrás sacarla)…

Youtube/HouseholdHacker

Repite el procedimiento en la base de la botella…

Youtube/HouseholdHacker

Ahora pega una segunda capa de cinta americana sobre las tiras previas y sella cualquier grieta que haya quedado.

Youtube/HouseholdHacker

Ahora saca todo el envoltorio de la botella, y te quedará un práctico recipiente que cabe en casi cualquier bolsillo.

Youtube/HouseholdHacker

En un recogedor

Youtube/CrazyRussianHacker

A menudo es difícil deshacerse de toda la suciedad que barriste. Normalmente, el problema es ese pequeño espacio que queda entre el suelo y el recogedor. Pegar un poco de cinta en la orilla ayuda en este caso.

Youtube/CrazyRussianHacker

Ahora puedes barrer cualquier cosa fácilmente. La cinta americana puedes quitarla luego de forma muy fácil.

En el siguiente vídeo puedes ver este y otros trucos paso a paso (en inglés):

¡Guau! La cinta americana no solo sirve como instrumento reparador sino que también te ayuda en tu vida diaria.

Compártelo: