En la escuela le hacian bullying, le decían cosas espantosas. Años mas tarde se desquita de la mejor manera posible

¿Sabías que “lunar” se dice “semilla de belleza” en francés?

Estas pequeñas manchas que nos salen en la piel, producidas por los excesos de pigmentos, pueden ser vistas como algo feo, o como en el caso de la modelo Cindy Crawford, algo que te da personalidad y te hace resaltar sobre las demás.

El problema para la malasia Evita Delmundo es que sus lunares la hacían resaltar demasiado.

Evita siempre ha tenido una apariencia “especial”: un gran número de lunares cubre su cuerpo de la cabeza a los pies. De pequeña, algunos niños de la escuela la llamaban “monstruo” o “galleta de chocolate”. Los lunares también le tapaban parte de su cara o sus labios, y algunos tienen pelo. Solo por eso, nadie quería ser su amigo. Al preguntarle a los médicos que si podría quitarse los lunares, estos le dijeron que son tantos que la operación podría poner en riesgo su vida.

Pero, en lugar de achicarse y acomplejarse, Evita ha sabido vengarse de esos abusones de la mejor forma posible: abrazando sus imperfecciones. A los 16 años fue a un camping en el que se dio cuenta de que si era lo suficientemente fuerte y se amaba a sí misma, no importaba lo que los demás pensaran de ella.

De hecho, ahora su confianza ha crecido hasta el punto de presentarse para ser la candidata de Malasia en el certamen de Miss Universo de este año. No sabemos si su belleza especial será comprendida por los miembros del jurado, pero en su caso solo por haber encontrado la fuerza para presentarse, ha ganado.

LEER  Lo que le hicieron a esta cachorrita es lo más cruel que he visto en mi vida. Y sin ningún motivo real

Su cuenta de Instagram asciende a más de 55 mil seguidores, que no solo la siguen por cómo de bien luce, sino por la inspiradora actitud positiva de la que hace gala. Como ella misma dice: “La belleza no es solo lo que está en el exterior; no es alguien con la cara perfecta o el cuerpo perfecto. La belleza es quien eres como persona y cómo te amas a ti mismo”.

Y tú, ¿cómo la ves? Yo pienso que la “perfección” es, por un lado, imposible y, por otro, aburrida. Y la vida es demasiado corta como para preocuparse por lo que los demás piensan de tu aspecto… ¡Esperemos que el ejemplo de Evita inspire a muchos!

Créditos: boredpanda, dailymail, koreaboo

Compártelo: